Agencia de Diseño de Folletos



Agencia de Diseño de Folletos menu



English - Español




Preguntas frecuentes sobre diseño de folletos

Sabemos que Ud. puede encontrarse perdido al pensar en el diseño de los folletos para su compañía. Es probable que si Ud. no se especializa en artes gráficas se sienta desorientado ante la terminología, los pasos a seguir y los aspectos más característicos del proceso de diseño de un folleto. Nuestro sitio web, BROCHUREDESIGNAGENCY.COM está dedicado a despejar todas sus dudas al respecto y por ello en esta sección ponemos el foco en las preguntas más frecuentes sobre el diseño de folletos. Las respuestas fueron elaboradas por nuestros diseñadores gráficos expertos en folletería y apuntan a los principales temas que hay que tener en cuenta en el desarrollo de un buen folleto. Con esta información Ud. podrá contratar los servicios de una agencia de diseño gráfico y entender todo el proceso de trabajo realizado por los diseñadores.

Para obtener folletos que sorprendan por su creatividad, que cautiven la atención de los destinatarios y que logren representar a una compañía por completo es absolutamente imprescindible que Ud. contrate los servicios de una agencia de diseño gráfico. Una agencia le brindará a la vez el asesoramiento de diseñadores y redactores especializados en folletos. ¿Cree que dejando el diseño de sus folletos en manos de un diseñador amateur Ud. ahorrará dinero? Esta es una idea completamente falsa, dado que lo que en un primer momento puede ser más económico, con el tiempo resulta más costoso. Un folleto de poca calidad gráfica, sin sentido estético, con muchos o pocos elementos y sin un mensaje claro no hará más que confundir y desagradar al destinatario, que lo desechará de inmediato. Algo similar sucede con los folletos desarrollados en base a plantillas -diseños prefabricados-, dado que no representan genuinamente a una empresa. Estas piezas no son creativas y si bien en un comienzo pueden resultar económicas, con el tiempo se pierde la inversión inicial. Lo mejor es, siempre, contar con el trabajo de un diseñador profesional, porque es quien puede hacer de un folleto la encarnación de una empresa.

Algunas de las preguntas frecuentes sobre el diseño de folletos son las siguientes:

1. ¿Cuál es el primer paso en el diseño de un folleto?

La primera tarea del diseñador es establecer con precisión el mensaje global que una compañía desea comunicar a través de sus folletos. Para ello se reúne con los encargados de promoción de la empresa, los entrevista y busca definir en una idea simple la concepción propia de la organización. Por ejemplo, para una compañía dedicada a purificar desechos tóxicos, la idea puede ser “Nos comprometemos con el progreso y con la naturaleza”. En base a este mensaje general se realizan las elecciones de los componentes visuales y textuales. Toda compañía sólida debe contar con un mensaje básico, la piedra fundamental de su identidad corporativa.

2. ¿A quién se dirige un folleto?

Ud. puede preguntarse si un folleto se diseña pensando en un público general o si apunta a determinadas personas. Un folleto diseñado profesionalmente siempre se realiza teniendo en cuenta un tipo particular de público, ya que, en tanto toda empresa dirige su mensaje a un determinado grupo de personas, para que una pieza gráfica sea efectiva es necesario adecuarla a los rasgos de estas. La semiología -ciencia de los signos- ha realizado estudios exhaustivos sobre la comunicación más eficaz, y así se ha comprobado que los mensajes verbales y visuales funcionan mejor cuando se tiene en consideración el tipo de destinatario.

Por estos motivos, el diseñador que Ud. contrate para realizar folletos se encargará de estudiar detalladamente el perfil de los clientes de su compañía. Tendrá en cuenta ciertas características generales: género, pertenencia sociocultural, edad, nivel educativo y profesión. Con esta información el especialista puede comenzar a proponer bocetos para un folleto, ajustados al público de destino. Recuerde que cuando una persona tiene en sus manos un folleto diseñado a su medida, esta se sentirá identificada con la empresa. Para que Ud. tenga una idea más clara, le presentamos un ejemplo. Imagine que una compañía de computación apunta a hombres jóvenes profesionales de estilo formal. En ese caso para el folleto se pueden elegir líneas delgadas rectas o levemente curvas, colores no vibrantes, tales como el azul o el gris, tipografías de carácter futurista e imágenes de redes.

3. ¿Cómo se redacta el texto de un folleto?

Considerando la importancia que tiene el texto en volantes, dípticos y trípticos, esta pregunta es realmente pertinente. Ud. no debe preocuparse por la redacción de un texto eficaz, ya que si deja su proyecto en manos de una agencia de diseño gráfico, allí cuentan con el servicio de redactores especializados en la escritura de textos efectivos. Ud. sólo deberá brindar la información básica sobre su empresa y aquellos datos que considera infaltables en sus folletos. Partiendo de aquí el redactor escribe un texto a la vez claro, interesante y persuasivo, de modo tal que los destinatarios lean el folleto en su totalidad y se vean llamados a comprar los artículos de la empresa en cuestión. En el texto describe los productos y servicios, da excelentes argumentos de sus ventajas y conveniencias para los consumidores, expone los principios corporativos y brinda la información de contacto necesaria para establecer vínculos comerciales.

Un redactor utiliza un lenguaje de fácil lectura, y para ello construye enunciados de sintaxis sencilla aunque no pobre. Evita un exceso de terminología y opta por emplear un vocabulario accesible al común de las personas. Así, el texto de los folletos resulta claro y de lectura ágil como también placentera. Se hacen llamados a los lectores, mediante el uso del modo imperativo, los vocativos y las exclamaciones, impulsándolos a que compren los productos de la empresa. En cuanto al tipo estilístico del texto, de mayor o menor formalidad, dependerá del perfil de cada empresa y del de su público. Una vez que el contenido verbal está preparado, el diseñador ya puede pensar más concretamente cómo disponer el texto y qué tipo de elementos gráficos elegir para que haya coherencia entre el plano verbal y el visual.

Volantes

El texto de un volante debe ser sintético, muy claro, preciso y atractivo. Su función básica es captar el interés de las personas mientras caminan por las calles, hacer que una empresa permanezca en la mente del público y lograr que este compre lo que el volante promociona. El redactor se encarga de pensar una frase de alto impacto, generalmente dirigiéndose directamente al público. Escribe un texto breve que contiene el nombre de la compañía, la frase-anzuelo, los productos y servicios a promocionar, sus precios y descuentos, las novedades y la información de contacto.

Dípticos

El texto de un díptico se escribe teniendo en cuenta la función de los respectivos cuatro paneles constitutivos. En la portada o cara frontal se tiene que presentar una frase sugerente, para que las personas sientan curiosidad y quieran abrir el folleto. Si la frase no es llamativa, la gente abandonará la lectura. Dentro del folleto, en los dos paneles internos, se distribuye el contenido principal dedicado a los principios de la compañía, sus productos y servicios y ventajas de estos. Para transformar el díptico en un catálogo de ventas se incorporan descripciones de cada artículo, precios, ofertas y códigos. El panel del reverso está destinado a la información de contacto.

Trípticos

Con un criterio similar al que rige para los dípticos, el texto de un tríptico también se escribe teniendo en cuanta los paneles constitutivos. Las palabras del panel de frente son cruciales para atrapar la atención del público: es preciso colocar allí una oración simple, clara e interesante. El texto del primer panel interno también cumple un papel importante, dado que es la presentación misma del folleto. Generalmente en él se ofrece una síntesis de la filosofía corporativa y su misión, y además se exponen los argumentos para convencer al público de por qué elegir a la empresa. Es recomendable mencionar aquí la información de contacto, dado que este es un panel muy leído. En los otros dos paneles el texto presenta la historia de la empresa, explica todo sobre sus productos y servicios y también sobre sus políticas comerciales. Por último, en el último panel externo se ofrece nuevamente la información de contacto, dado que en un tríptico de plegado convencional es un panel de gran visibilidad al abrir el folleto. Todo el texto de un tríptico debe ser de lectura rápida, sin perder estilo, elegancia, pertinencia ni capacidad persuasiva.

4. ¿Cuáles son las mejores tipografías?

Muchas veces las personas creen que las mejores tipografías para un folleto son las más nuevas y creativas. Sin embargo, la experiencia de los diseñadores gráficos nos dice que para el texto de los folletos, nada está por encima de las tipografías clásicas, dado que son las fuentes de mayor legibilidad. Es importante que el texto sea legible en los distintos tamaños, tanto en títulos, subtítulos, palabras destacadas, contenido principal e información legal. De lo contrario, las personas se sentirán confundidas y abandonarán la lectura rápidamente. Las tipografías clásicas son a la vez de gran calidad estética y práctica, por ello aún hoy no han sido superadas por las aparentemente más creativas fuentes de “fantasía”. Helvética, Times, Bookman, Bodoni, Arial o Garamond siguen siendo las opciones más efectivas.

Por otra parte, para un folleto basta con una o dos tipografías, ya que si se emplean más se provoca confusión visual en los lectores y una sensación de caos y desarmonía. Es importante que contrasten los colores de las palabras y de los fondos, para aumentar la legibilidad. También, por supuesto, hay que tener en cuenta el estilo de la compañía al momento de seleccionar tipografías. Si esta tiene una estética tradicional, las fuentes con serif (con terminación en cada letra) son las indicadas, tales como Times. Si, en cambio, el perfil es más bien moderno, despojado y minimalista, lo ideal son las fuentes sin serif (sin terminación), tales como Arial.

5. ¿Cómo se eligen las formas, líneas, colores y demás componentes visuales?

Existe un criterio básico que tiene en cuenta el diseñador para seleccionar los elementos gráficos de un folleto: la identidad de la empresa. Esto significa que cada uno de los componentes visuales que aparecen en un folleto debe representar la idiosincrasia de una compañía, expresada en el mensaje global que se define en el primer paso del diseño. Las formas, las líneas, los fondos, los colores, las imágenes, los recuadros, las tipografías, el modo de plegado, la diagramación general, todas estas partes constitutivas deben crear una unidad armónica entre sí y también con respecto al contenido verbal. Dado que el logo de una empresa es la síntesis gráfica de esta, es un importantísimo punto de referencia para el diseño de folletos. Cuando un diseñador logra hacer de un folleto una totalidad, entonces el éxito está garantizado: la identidad corporativa se consolidará en el mercado porque se fijará en la mente del público.

6. ¿Hay algún criterio para el diseño de cada panel?

Sí, en folletería la disposición de cada uno de los paneles es uno de los aspectos principales a la hora de realizar su diseño. Para que Ud. conozca el rol de cada panel, aquí ofrecemos una descripción detallada de ellos, referida a cada tipo de folleto.

Volantes

El diseño del panel frontal de los volantes, sean simple o doble faz, es crucial para que las personas lean y guarden el folleto una vez que lo reciben en la calle. Varios son los componentes primordiales de esta cara: el logo corporativo y el nombre de la empresa, un slogan original, claro y atractivo, imágenes cuidadosamente seleccionadas de los productos y servicios, como así también recuadros, sombreados y líneas intensas que destaquen la información más importante. Por lo general, en la cara del frente se emplean colores vibrantes para atraer las miradas del público y para focalizar la vista en determinadas partes del volante: precios, descuentos, paquetes promocionales, novedades, datos de contacto. Si se diseña un volante de doble faz, el panel del reverso se utiliza para presentar la información de contacto de la empresa. Allí también puede hacerse referencia a otros aspectos de menor importancia. Ambos paneles, el de frente y el del reverso, deben diseñarse con una unidad gráfica.

Dípticos

Un diseñador experto sabe que es fundamental seleccionar un criterio gráfico que recorra los cuatro paneles de un díptico. De esta manera se puede lograr un folleto coherente, consistente y profesional. A lo largo de las cuatro caras constitutivas deben estar presentes los mismos colores, formas, líneas, tipos de imágenes, tipografías y demás componentes. Luego en cada panel se pueden realizar agregados especiales que le den un toque original, pero debe haber una estructura común.

De todos los paneles el frontal es el más importante en el diseño, ya que de él depende el éxito o no de un díptico. Debe ser, ante todo, atractivo y convincente: una frase atrapante, una imagen llamativa, el logo corporativo y colores fascinantes harán que el público quiera abrir el folleto. Los dos paneles internos contienen el texto principal sobre la trayectoria y la producción corporativas, organizado en párrafos, títulos y subtítulos. También ofrecen imágenes relacionadas literal o metafóricamente con la compañía y todo tipo de elementos para resaltar información, líneas, símbolos, sombreados, etc. Si el díptico debe cumplir con la función de catálogo, entonces la diagramación interna es diferente. Por lo general se ofrece un párrafo introductorio y luego se disponen los productos y servicios en forma de lista, con las respectivas descripciones, precios e imágenes. En cualquier tipo de díptico el panel del reverso se utiliza para la información de contacto, muchas veces destacada con colores y recuadros.

Trípticos

Los seis paneles de un tríptico deben estar diseñados con un mismo sentido gráfico, para luego contar con rasgos especiales que los distingan. El panel frontal de un tríptico cumple la misma función que en el caso de los dípticos, llamar la atención para que las personas abran el folleto. Así, los criterios de diseño son los mismos que en dicho caso. Por otra parte, los paneles internos marcan una secuencia en la lectura y, según el plegado elegido, determinan el modo de organizar el texto. El contenido verbal se distribuye de acuerdo también con las imágenes seleccionadas, las tablas, cuadros sinópticos, recuadros y demás herramientas comunicativas facilitadoras de la comprensión. Por último, el tercer panel del reverso se destina a la información de contacto.

7. ¿Cómo se puede plegar un díptico y un tríptico?

Existen distintas formas de plegar dípticos y trípticos, algunas más populares, otras menos comunes. En todos los casos, el plegado es uno de los aspectos principales que un diseñador profesional tiene en cuenta para llevar a cabo uno de estos folletos, dado que condiciona el modo de disponer los distintos componentes verbales y visuales. El díptico más común está plegado a la mitad, a modo de libro. Este formato es muy utilizado porque es cómodo y de fácil transporte. Otro modo de plegar un díptico con una cuota mayor de originalidad es en diagonal, formando un triángulo entre las dos partes. Este tipo de plegado es elegido por las empresas generalmente para reflejar modernidad y vanguardia. Un díptico también puede plegarse como si fuese un libro pero sin hacer que los paneles se superpongan totalmente.

Los trípticos más frecuentes, por su parte, se pliegan como un rollo cerrado, porque de este modo son fácilmente trasladables y manipulables. Los trípticos se pueden doblar también de modo tal que parezcan un portal: los paneles parecen puertas y así se estimula el interés de los destinatarios. Se pueden obtener también trípticos creativos doblándolos como una zeta, ya que así se juega con el diseño desplegado en las distintas caras. Otro aspecto a explotar en el diseño es el sentido del pliegue, horizontal o vertical. Comúnmente los folletos se pliegan verticalmente, por eso una variante de gran originalidad es realizar el pliegue de manera horizontal. Hay un amplio abanico de posibilidades para doblar el papel de modo atractivo, todo depende del diseñador a cargo. La única condición es que los dípticos y trípticos sean prácticos.

8. ¿Qué colores conviene emplear en un folleto?

Los colores que no pueden faltar en un folleto son los del logo corporativo, ya que son la representación misma de una compañía. También se pueden incorporar, por supuesto, otros colores que combinen con los del logo, para agregar variedad en los folletos. Así, por ejemplo, si el logo de una empresa está formado por verde y rojo, ambos colores tendrán presencia en los volantes, dípticos o trípticos. También se podrán agregar toques de amarillo o de naranja para hacer piezas aún más atractivas.

De todos modos, antes de realizar un diseño es preciso saber con cuántos colores se van a imprimir los folletos, ya que de este factor dependen las decisiones cromáticas que tomará el diseñador. La opción más conveniente es la impresión a todo color, ya que es accesible y ofrece todos los beneficios de los colores, siempre que haya un diseño profesional: folletos llamativos y representativos. Si el diseño no es simple y efectivo de nada valdrá un folleto multicolor. La presencia indiscriminada de colores sólo confunde e irrita a los lectores. Para reducir gastos existen dos opciones: realizar un folleto en un solo color, o realizarlo en blanco y negro. Los diseños que presentan la gama de un mismo color son efectivos y memorables por su simplicidad. Un folleto puede emplear una paleta de rojos, combinada con blanco, negro y gris, lo que producirá una pieza contundente. Los diseños en blanco y negro pueden ser llamativos si cuentan con un buen diseño.

9. ¿Qué aspectos del diseño hay que tener en cuenta antes de imprimir los folletos?

Una vez finalizado el diseño de un folleto hay que tomar algunas precauciones para que al imprimirlos todo resulte perfecto y puedan ser cortados sin inconvenientes. Por un lado, en el diseño deben establecerse las marcas de registro, es decir, líneas punteadas o muy delgadas que son una guía para realizar el corte. Por otro, también debe haber demasías. Esto significa que la imagen del diseño tiene que extenderse unos milímetros para que no quede mordida al cortar mucha cantidad de papel. Teniendo en cuenta estos recaudos la impresión y el corte serán exitosos y los folletos lucirán a la perfección.

10. ¿Qué formato digital debe tener el diseño de folletos para poder ser impreso?

El diseñador profesional entregará el diseño de folletos -volantes, dípticos y/o trípticos- en los siguientes formatos para PC y Macintosh (en todas sus versiones), ya que son los que generalmente aceptan las imprentas:

  • Microsoft Word, Excel, Publisher, PowerPoint, Works, PhotoDraw, Home Publishing.
  • Adobe Pagemaker, Acrobat, Illustrator, Photoshop, FrameMaker, InDesign.
  • Corel Draw, Ventura, Lotus, Photo-Paint, Word-Perfect, Bryce, Quattro Pro.
  • Quark XPress.
  • Apple Works.
  • Macromedia Freehand, Fireworks.
  • Serif PhotoPlus, PagePlus, DrawPlus.
  • Claris Works.
  • Deneba Canvas.
  • Broderbund PrintMaster, Printshop.

Visita nuestras páginas amigas

http://www.brochure-agency.com

http://www.professionalbrochuredesign.com

Brochure Designer - Samples

brochure designer

brochure printing



Guardar en del.icio.us

Agregar a Technorati

Diseño Web por Log Technology

El contenido de este sitio web está registrado.